¿Cómo funciona el proceso de herencia en España?

El proceso de herencia en España es uno de los trámites que más se realizan en la actualidad. ¡Conócelo!

En algún momento de nuestras vidas, nos encontramos ante la inevitable pregunta: ¿qué sucederá con nuestros bienes y posesiones cuando ya no estemos aquí? Pues bien, su respuesta se encuentra en la elaboración del testamento que, sin darnos apenas cuenta, nos adentra en el fascinante proceso de herencia. En este artículo, desentraño los secretos de la sucesión y abordo los pasos clave a tener en cuenta en todo este complejo pero necesario proceso. 

No obstante, es importante que sepas que, dependiendo de las circunstancias de cada persona, la herencia puede resultar una ayuda o un caramelo envenenado. Como curiosidad, y según indican desde el Consejo General del Notariado, durante la pandemia de la COVID-19 se alcanzaron cifras históricas de renuncias de herencias, con un 25% más el año anterior. Los motivos que propiciaron este dato fueron la crisis económica derivada de la situación sanitaria y el miedo a cargar con deudas o tener que hacer frente a gastos adicionales que pudieran derivar de su proceso. 

¿Qué es una herencia? 

Antes de abordar cómo funciona el proceso de herencia, es importante conocer qué es exactamente una herencia y en qué punto se inicia el proceso. Para empezar, acudimos a su definición más estricta: la Real Academia de la Lengua Española define el término 'herencia' como "el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que, al morir alguien, son transmisibles a sus herederos, a sus legatarios". 

Sin embargo, hay diferentes situaciones que deben conocerse previamente al inicio del proceso de herencia. Cuando la persona fallece, cabe la posibilidad de que haya realizado un testamento previo o no. Y es que en función de esto, el proceso puede variar siendo necesarios más o menos trámites. Pero, ¿cómo podemos saberlo?. Muy sencillo, deberás solicitar el Certificado de Actos de Últimas Voluntades. En este sentido, se plantean, por tanto, dos posibilidades:  

  • En caso de existir testamento, el siguiente paso es identificar a los herederos y proceder con el inicio de los trámites pertinentes. 
  • Si no existe testamento otorgado, los herederos mantienen el derecho de recibir los bienes de la herencia. La diferencia es que habrá que determinar la herencia según el derecho sucesorio. Dicho de otra forma, los herederos legales, así como el orden sucesorio, serán determinados por la ley, para lo cual habrá que proceder a la declaración de herederos, con el objetivo de verificar el parentesco (siendo necesaria la presencia de testigos que lo acrediten). 

Entre las posibles acciones que implican el proceso de herencia, también existe la posibilidad de renunciar a ella por diversos motivos, pero, en cualquier caso, debes saber que una vez rechazada la decisión es irrevocable.

Cuatro pasos a seguir en el proceso de herencia

Si decides continuar con el proceso de herencia, tienes que saber que lleva tiempo y cierta complejidad, puesto que se requieren muchos documentos que, además, deberán presentarse ante notario en versión original. 

1. Recopilación de certificados y documentación 

Estos son algunos de los documentos que necesitarás:

? Certificado de defunción.
? Certificado de últimas voluntades (que se obtiene en torno a 15 días tras el fallecimiento).
? Certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento (obtenido  15 días después del fallecimiento).
? Escrituras de propiedades de inmuebles o terrenos.
? Documentación relativa al vehículo o vehículos de la persona fallecida. 
? DNI o certificado de empadronamiento de la persona fallecida.
? DNI de todos los herederos.

En el supuesto de que no conste testamento, además, se solicita: 

? Libro de familia o certificado de nacimiento de los descendientes.
? Certificado de matrimonio del fallecido o fe de soltería.
? Acta Declaración de Herederos.
 

2. Inventario 

Como en cualquier otro inventario, en esta parte del proceso habrá que recopilar y determinar en su totalidad los bienes y deudas de la persona fallecida, que serán repartidas entre los herederos. 

Es vital que se realice de forma estricta y rigurosa, con todos los detalles posibles, para evitar desavenencias o equivocaciones. 

3. Partición de la herencia

Cuando el inventario se considera válido, se procederá al reparto de los bienes. La participación de la herencia aparecerá recogida en el cuaderno particional, en el que se refleja el caudal hereditario y las cuotas para cada heredero. Este documento deberá firmarse por todas las partes implicadas, siendo este el momento de decidir si aceptan la herencia o no. 

4. Liquidaciones y pagos de impuestos 

Una vez aceptada la herencia, hay que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Es muy importante que sepas que si no realizas el pago de forma


Cono todo esto, ¡estaría todo listo para que los herederos reciban los bienes que les corresponden! 

Una vez conoces el funcionamiento de todo el proceso de herencia, otro punto clave que debes manejar son los plazos de la gestión. Según el Código Civil, el plazo para tramitar una sucesión patrimonial no está especificado, pero para el pago del impuesto se tienen 6 meses desde que se acepta la herencia (prorrogable hasta un año en determinados casos).

Sea como sea, mi intención es recordarte que como parte de mi labor como Agente se encuentra el estar tu disposición para proporcionarte la ayuda que necesitas. En relación con este proceso, nos encargaremos de facilitar toda la documentación relativa a últimas voluntades, certificados de contratos de seguro de fallecimiento, certificado de defunción y otros papeleos requeridos. 

¡Contacta conmigo si necesitas ayuda!

#TuAgenteCaser